¿Qué hacemos con la GRAN VIA?

Hace unos días fui invitado a la sede del COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid) a debatir sobre el futuro de la GRAN VIA madrileña.

FUNDACION CIUDAD y su Presidente Tomás Vera nos convocó a un grupo de expertos en urbanismo, medioambiente, movilidad, accesibilidad, ciudades inteligentes, arquitectura, tecnología y patrimonio, a analizar sobre esta avenida de Madrid y su mejor adecuación para atender de mejor forma los requerimientos sociales, comerciales o medioambientales.

Esta reunión se convoca ante el anuncio que hace el Ayuntamiento de Madrid de hacerla peatonal.  En opinión unánime de los asistentes, esa decisión solo tiene un marcado espíritu político y no se sustenta en análisis previos ni en la opinión de expertos o de ciudadanía.

Se debe actuar sobre espacios más amplios y no únicamente sobre una “calle”; y se deben hacer estudios que no se han hecho del tránsito real de la zona; no olvidemos que es un eje de comunicación viaria fundamental entre el Este y el Oeste de la ciudad, es una zona comercial por excelencia, es un objetivo de turistas del mundo entero, da acceso a zonas como el Barrio de Las Letras o el de Chueca de gran impacto; es un espacio en el que el patrimonio arquitectónico es el de los de mayor valor de Madrid; …

¿Realmente las 24 horas al día y los 365 días al año necesita ser peatonal? , ¿realmente necesita de medidas drásticas o de medidas inteligentes?, ¿necesita soluciones políticas o soluciones consensuales con todos los actores que participan de la Gran Vía?.

Sumario: “Ciudad Inteligente, ciudad al fin y al cabo”

sumario

Enrique nos ofrece una visión diferente sobre todo lo que hemos visto hasta ahora sobre las Ciudades Inteligentes (Smart City). Porque la ciudad es vida, es civilización, es política, es urbanismo, es tecnología, es naturaleza, …, por ello el escritor aborda el concepto desde una visión muy amplia y abierta.

Es una libro que ofrece nuevas visiones para analizar la ciudad desde el punto de vista del entorno natural que la rodea, de las personas que la habitan y de las que la gestionan y gobiernan.

En él se da una visión amplia de qué entender por Smart City y no únicamente desde el punto de vista tecnológico, sino que analiza la realidad política y sus amenazas, la realidad urbanística y sus complejidades y la oferta tecnológica y su diversidad, sin olvidar el aspecto sociológico y humano de la ciudad.

La tecnología no es nada si no hay marcos legales apropiados, planeamientos urbanos adecuados, mentalidad política abierta y ciudadanos implicados. Creatividad y economía son los ejes para crear la Nueva Ciudad, y en este libro se da a conocer cómo potenciar la creatividad y cómo generar economía.

http://www.cultivalibros.com/Ciudad-inteligente-ciudad-al-fin-y-al-cabo.htm

 

 

El mundo NO va a peor.

sin-tituloEn muchas de mis últimas intervenciones y de especial manera las que he tenido en el marco del Rotary Club, he querido resaltar que la sociedad es cada vez mejor y que existe más voluntarismo para ayudar a los necesitados, e incluso el mundo mejora día a día por la suma de intereses de todos, de la población y de las instituciones en mejorar el mundo.

Lejos de impactar y lograr mi objetivo en esos actos, veo en cambio que todos me miran mal; imagino que están pensando en esos momentos en que soy un inconsciente optimista, que no me entero, … otros pensarán que como a mi no me falta nada de lo más imprescindible, pienso que todos viven igual (¡!).

Pues bien, hace unos días leía con satisfacción un artículo en ELPAIS firmado por Kiko Llaneras y Nacho Carretero que titulaban así: “A pesar de que los partidos populistas se aprovechan del pesimismo de la población, estamos mejorando en casi todos los parámetros”.

Es cierto lo que dicen, que pese a que los datos (y los aportan) demuestran que tanto el nivel medio de Renta (PIB por habitante), del nivel de Educación, d Esperanza de vida o de Mortalidad infantil mejoran, la mayoría de la gente cree que el mundo empeora. Sigue leyendo “El mundo NO va a peor.”